Un final de invierno muy ajetreado

Un final de invierno muy ajetreado


La coincidencia de la Semana Santa con la habitual afluencia de grupos de jugadores del centro y el norte de Europa nos permite vaticinar un mes de marzo y de abril con una intensidad de juego muy alta. Ya hemos notado en los primeros días cómo ha crecido el número de grupos de golfistas alojados en el hotel. Damos la bienvenida a nuestros nuevos huéspedes y agradecemos a los marshal de Oliva Nova por el fantástico trabajo que hacen organizando lo mejor posible el ritmo de juego.



Recomienda esta noticia

No te pierdas nada